The Amazing World of Gumball(o El Increíble Mundo de Gumball) es una serie animada original de los estudios Cartoon Network, creada por el animador profesional Ben Bocquelet. La trama principal se centra en Gumball, un niño-gato que pasa por diferentes aventuras junto a Darwin su mejor amigo/hermano adoptivo/mascota, en un universo donde todos los habitantes poseen una apariencia propia que se rige por una lógica tacita intrínseca (a pesar de los extraño y aleatorio que pueda parecer todo).

El programa tiene un merecido éxito no solo entre el público infantil, sino también entre adolescentes y adultos, debido a sus muchos guiños y referencias al cine y a la televisión de los años 80.

Los nombres

Los personajes Anais, Richard y Nicole Watterson (la hermana menor, el padre y la madre de Gumball respectivamente) llevan nombres de miembros de la familia de Ben Bocquelet. Darwin por otro lado está inspirado en un viejo amigo de Ben Bocquelet llamado Paul, pero su nombre viene de Charles Darwin, ya que el personaje es un pez que evoluciono a un ser terrestre. Y el apellido de la familia, Watterson, es un tributo a Bill Watterson, el historietista creador de la tira Calvin & Hobbes.

Un show que parodia a los medios

Ben Bocquelet trabajo para Studio AKA, una compañía de animación para publicidades, por lo que muchos de los personajes secundarios son en realidad viejas mascotas desechadas de campañas que jamás se realizaron (aunque retocadas). Es más, fue durante su tiempo en Studio AKA que Bocquelet empezó a concebir la idea del programa, e inicialmente se centraba en personajes rechazados de diversas caricaturas (todos MUY diferentes entre sí) que coincidían en un aula de castigo, similar a la trama de la película The Breakfast Club (1985).

El personaje principal

Según Ben Bocquelet, el nombre Gumball nació antes que el propio personaje tuviese un diseño visual definido, ya que al ser también el nombre de una golosina (una especie de chicle o goma de mascar) transmite la naturaleza infantil a la cual el show apunta a representar (y a la vez) satirizar. Más adelante se descubre que Gumball es en realidad un apodo y que el verdadero nombre del personaje es Zach.

Las locaciones

El pueblo donde está ambientado el programa se llama Elmore; y en realidad esta generado a partir de fotos reales de San Francisco y Vallejo (dos ciudades de California), como también algunos lugares de las afueras de Londres. Ben Bocquelet se inspiró en el bosque Aoikagahara en Japón para crear el espacio silvestre que aparece en el programa, ya que el bosque japonés tiene la fama de estar hechizado debido a la gran cantidad de suicidios que ahí ocurren, como también habitado por demonios y monstruos (al igual que en el programa).

Los personajes infantiles centrales

Los niños Watterson son los únicos personajes infantiles del programa cuyas voces son dobladas por niños reales en su idioma original inglés; siendo Logan Grove y Jacob Hopkins las voces de Gumball (en diferentes etapas del programa); Kwesi Boakye y Terrell Ransom Jr. los dobladores de Darwin; y Kyla Rae Kowalewski la responsable de darle voz a Anais. Los demás personajes son todos adultos (la mayoría mujeres).

Animación experimental

El personaje de la fantasma emoCarrie es una animación en 3D esquemática (la que se usaba en los cines en los 80), si tienen la oportunidad de conseguir unos lentes de 3D viejos –con una lente color cian y el otro magenta (también funciona con rojo y azul)– se puede ver que el personaje sobresale un poco de la pantalla. Este detalle se empleó como chiste interno cuando Carrie “trolea” a la audiencia.

Plagio chino

En China se hizo un programa animado llamado Miracle Star que plagia de manera desvergonzada tanto la trama general (personajes diversos y extravagantes, cada uno animado con una estética y estilo particular), como también de los guiones de varios capítulos de The Amazing World of Gumball. El personaje de esta serie china (al igual que la mayoría de su familia) es un cabrito.

Requisito argumental

Como medida cómica, se ideo que todos los personajes envueltos en cada episodio (tanto los protagonistas o los secundarios), sufran alguna herida o golpe a lo largo del episodio (ya sea que esto sea parte del argumento principal, como no). Hay veces que esto ocurre de manera sumamente sutil y el espectador no se percata de ello; Ben Bocquelet planteó que de esta forma trata de evitar el efecto cómico ligado únicamente a la violencia (slapstick), volviéndola parte del fluir del argumento y de la caracterización de los personajes al mostrarlos sufriendo daño.